• ESCRÍBENOS: contacto@famecom.org | TELÉFONO: +52 (722) 223 4867

Toluca, segundo lugar en natalidad adolescente

En el año 2015, México llamó la atención internacional debido a que ocupó el primer lugar por su tasa de natalidad específica en mujeres adolescentes de 15 a 19 años de edad, entre los países que forman la OCDE. Como respuesta, el gobierno federal puso en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA). Se fijó como meta bajar de 77 por cada mil mujeres adolescentes a 63.1, hacia finales de 2018 ¿Resultado? Según estimaciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), dicho indicador se redujo a 70.5, es decir, se quedó a deber.

El Estado de México, por el tamaño de su población, según cifras oficiales del INEGI, aporta el mayor número de casos de natalidad específica en madres adolescentes, con más de 50 mil casos en 2017. Ecatepec ocupó el primer sitio con más de 5,200 casos, seguido de Toluca, con 3,148 partos que vivieron las chicas que tenían entre 15 y 20 años de edad. En el conteo, incluyo a las mujeres de 20 años de edad, puesto que 65 % de ellas se embarazaron cuando tenían 19 años.

Los jóvenes que embarazaron a las más de tres mil adolescentes, en poco más del 60 % de los casos, tenían entre 19 y 27 años de edad y, en su mayoría, apenas habían concluido los estudios de secundaria; cierto es que ocho de cada diez tenían empleo, pero con esos niveles de escolaridad, podemos inferir sus puestos de trabajo y sus respectivos salarios. Estas condiciones reproducen los círculos de pobreza y el empoderamiento de las chicas que tienen que comenzar a criar, se quedará a dormir el sueño de los justos.

Se torna indispensable un trabajo holístico, con perspectiva de género e intersectorial para atender focalmente a las adolescentes que tienen entre 17 y 19 años de edad, puesto que siete de cada diez madres adolescentes tienen rezago educativo, carecen de empleo y, la mayoría de ellas vive en unión libre.

Es indispensable que desde el gobierno municipal y el DIF se articulen esfuerzos sistemáticos y evaluables para operar programas de apoyo que, por un lado, atiendan los efectos de la natalidad adolescente, pero que, por otro, se desarrollen acciones preventivas con la Secretaría de Educación y de Salud del gobierno estatal, para poner al día los contenidos sobre sexualidad y salud reproductiva

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*